elregateo-post

Típico y algo común dentro de las esferas de trabajo del mundo Freelance, pareciera ser hasta natural que nuestros servicios sean una especie de combo árabe o persa donde el cliente hace lo imposible por llevarse el 2×1, el 20% de descuento y lo peor es que muchas veces ni siquiera tenemos un vinculo estrecho de trabajo, es decir confianza sembrada por una relación de trabajo sólida.

El pan de cada día

Muchos freelances nos conseguimos con la gran muralla de la mentalidad del cliente, donde este último cuestiona el precio real de nuestro trabajo, ya sea sujeto a que lo ve como algo muy fácil, o muy caro, o muy rápido para hacer a semejante costo.

Lo normal dentro de nuestro rango de trabajo es ofrecer promociones, descuentos y todos esos adicionales que terminan siendo un gancho a las ventas, pero no significa que seamos una tienda ambulante ofreciendo rebajas a diestra y siniestra, tú como freelance necesitas mantener un rango de precios que te permita competir, ganar para vivir bien y pagar tus cuentas. Cuando un cliente quiere establecer el precio es porque vio mucho más económico el servicio en otro lado, y es allí donde uno se pregunta, ¿por qué no lo adquirió en ese sitio?, posiblemente porque esté buscando algo más barato y se consigue con que eres un profesional que respeta sus estudios, trabajo y su tiempo sobretodo, ¡qué gran pecado para la humanidad! cobrar lo justo! ohhhhh que decidía para el bolsillo del cliente.

Es importante no sentir culpa al momento de fijar el precio, ni mucho menos que por lastima de alguna situación personal del cliente eso influya en el precio final, es mejor dejar ir a un cliente que trabajar por una paga escasa. Así mismo es mejor no tomar un contrato de un cliente que pudiera ser problemático.

Dicen que el regateo es una forma de negocio, sin embargo más bien parece algo de una cultura medieval por querer torcer el brazo del profesional a favor de una paga muchas veces injusta, una correcta negociación es cuando ambas parten están de acuerdo en su crecimiento y beneficio mutuo en pos del trabajo realizado, así mismo un cliente con capacidad de aceptar las reglas del juego, puede resultar en una mejor compañía a futuro cuando se trata de trabajo a largo plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *