pasion-banner

Muchos piensan que la falta del pasión no se puede presentar en un freelance, sin embargo mientras sigamos revestidos de carne y hueso sea cual sea nuestro estatus económico o laboral, estamos sujetos y seremos victimas de nuestras emociones y estados de ánimo.

Influencia psicológica

Ahora bien aparte de nuestro ordinario estatus humano, ¿por qué nos sentimos débiles y desmotivados? No soy psicólogo ni mucho menos, pero intentaré explicar este fenómeno desde mi experiencia. Cuando cumplí un año y medio trabajando como Freelance empecé a notar que la motivación no era igual, ya no me quería levantar en mi horario habitual ni mucho menos gestionar los pedidos, atender los whatssap, revisar el correo, escribir en este blog y mucho menos crear diseños para mis redes sociales, es decir estaba totalmente quemado y sin rumbo.

Pasó un tiempo para que entendiera esto y mis clientes se dieron cuenta cuando los pedidos eran entregados hasta con una semana de retraso, y es extraño porque se supone que estoy ganando bien, y es “la cima” de toda aspiración laboral, “ser tu propio jefe”, pero en mi caso pues esa magia se había ido, había perdido el primer amor.

Si estás siendo menos productivo lo principal es evaluar ¿Qué te está fastidiando? En mi caso logré detectar que simplemente necesitaba empezar a disfrutar del fruto de mi trabajo, parar lo que estaba haciendo y ocuparme de ir a comprar cosas, comer, disfrutar de la vida. Estaba tan enfocado en ser exitoso que descuide lo más esencial del aspecto humano, la recreación y la vida social.

Estrés acumulado

Otro aspecto que influye cuando te sientes desmotivado es que te genera mayor estrés realizar diversas tareas, entras en modo automático y tratas de solventar los problemas tal cual máquina para salir al paso. De seguro algún arrogante dirá “eso nunca me va a pasar”, sin embargo se engañan porque todos caemos fácilmente en el estrés.

No estipular un horario

Por otra parte no respetar un horario de trabajo también te puede llevar a agotarte más rápido, yo tenía jornadas laborales de mañana, tarde y noche, prácticamente no paraba, eso conllevó a un fuerte dolor de espalda y mayor desmotivación por ende más cansancio.

Necesitas cambiar de dirección

Cuando llega ese punto donde se empiezan a romper ciertas estructuras que ya tenías establecidas, eso significa que ha llegado la hora de cambiar de dirección en tu forma de trabajar, si sientes que estas abrumado lo ideal es cambiar y tratar de negarlo es absurdo. No todo se trata de dinero, también debes pensar en evolucionar a nivel profesional.

1 comentario
  1. Yrene medina
    Yrene medina Dice:

    Pero eres jefe y empleado al mismo tiempo. Pero todo tiene su recompensa luego verás los frutos, creo que todo es de organizarse. Vendrán tiempos de gloria.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *